Tener rastas o tener el dengue

Hmmm… Qué dilema… ¿Tener un peinado que requiere un compromiso serio y es un imán para los chicles perdidos, o una enfermedad transmitida por mosquitos que te hace sentir como si te hubiera atropellado un autobús? Creo que me quedo con las rastas. ¡Al menos se pueden cortar! Y siempre puedes usar un sombrero. ¿Te parece bien, Manson?

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Reserva tu hueco online!

y gana 150 :Balacøins

13/04/24